Entrevista en "La Opinión"

- 'Hasta llegar aquí, ¿llegada o partida?

A pesar de esporádicas publicaciones anteriores, el libro supone sin duda un punto de partida a partir del cual seguir avanzando.

 

- El libro es un mapa sentimental claramente trazable. ¿Dónde ubicamos en esta geografía a la persona y al personaje?

Hasta llegar aquí lo forman poemas cuyos títulos aluden a ciudades que de una u otra forma tienen que ver conmigo. En varias de ellas he residido períodos más o menos largos de tiempo por razones personales o laborales; en otras apenas he pasado un fin de semana o unas vacaciones. El personaje que las visita no quería dejar constancia únicamente de mi  paso por ellas, sino más bien al revés, expresar "el paso de ellas por mí", que se corresponde con momentos muy concretos de las circunstancias colectivas: el "cambio", el "desencanto", la reconversión industrial o la movida madrileña; y de las circunstancias personales fácilmente trasladables al lector: la pérdida de los seres queridos, el final de la juventud.

 

- ¿Hay ciudades más poéticas que otras?

Seguro que sí, pero no en el sentido de la postal que refleja atardeceres. Cada uno encontrará el significado de lo poético en un rincón de las ciudades que visite, o huirá de ellas al no encontrar esa mirada. Algunas de las ciudades que el libro retrata gozan de una belleza universalmente reconocida, y siendo éste  su mayor atractivo, es a la vez la causa que impide atraparlas, hacerlas propias. Abruman al viajero.

 

- Y Granada, ¿es tan poética como se dice?

 No me extrañaría que la enorme cantidad de personas que se acercan a la ciudad se llevaran consigo una imagen poética de la misma, aunque puede que nos sorprendiéramos al comprobar que esa imagen pudiera ser muy parecida en casi todos los casos, y muy cercana a la intención de los mayoristas turísticos.

 En cuanto a la poesía, hace ya muchos años que Granada se ha instalado como referente gracias a la labor de muchos poetas que viven o escriben aquí, sin que ello conlleve ningún localismo. La importancia que está alcanzando el Premio de Poesía Ciudad de Granada- Federico García Lorca, por un lado, y el Festival Internacional de Poesía, por otro, afianzan  esa relación de la ciudad con la poesía. 

 

- Viajes, traslados, tránsitos... ¿Es la poesía un género del movimiento?

El inmovilismo es siempre perjudicial. Y ya vemos la reacción de quienes pretenden que todo siga igual, en la literatura o en cualquier aspecto de la vida: acaban acusando de radicales a los que pretenden avanzar.


 

- Su libro ve la luz en Cuadernos del Vigía ¿qué supone que sea esta editorial la que edita el poemario?

Supone mucho, porque Cuadernos del Vigía es una editorial en la que han publicado un buen número de poetas a los que leo. Miguel Ángel Arcas cuida  los libros y a sus autores con paciencia y mimo y, siendo también  poeta, es exigente con sus publicaciones a la vez que conocedor del terreno en el que se mueve. Hacen falta editores así.

 

- Trabaja en una sucursal bancaria. Pessoa hablaba del banquero anarquista ¿qué tiene de poético su trabajo?

El trato habitual con el público te proporciona  una visión muy amplia de la sociedad en la que vives, de los problemas reales que preocupan a la gente. No se debe separar al poeta del ciudadano, y aunque algunos se sorprendan de que actividades tan dispares como la economía o la poesía puedan conjugarse sin peligro de esquizofrenia, hay en la literatura muchos ejemplos: Joan Margarit es arquitecto y poeta; José Luis Sampedro, economista y escritor, José Antonio Muñoz Rojas, José María Merino…

 

- ¿Se considera un francotirador de la poesía o se adscribe a alguna corriente?

Unos pocos poemas no son suficientes para hablar de trayectoria, sino de un camino de aprendizaje, pero reconozco el magisterio de los poetas que me han precedido. Me interesa una poesía cercana, capaz de transmitir y de hacer que el lector participe de lo leído, que trascienda la anécdota biográfica y haga del sujeto poético alguien reconocible, que exprese lo que el lector también puede sentir o pensar.

 

(Publicado en La Opinión de Granada el 5 de diciembre de 2005)

 

| Más
Usted está aquí: Inicio Publicaciones Libros Sin categoría Entrevista en "La Opinión"

valparaiso

Usted está aquí: Inicio Publicaciones Libros Sin categoría Entrevista en "La Opinión"