Entrevista en "El País"

ENTREVISTA: SIGNOS JAVIER BOZALONGO Poeta
"La prisa no es una buena compañera de viaje"

FERNANDO VALVERDE - Granada - 15/06/2007


Aunque Javier Bozalongo nació en 1961 se trata de un poeta andaluz no sólo por la ubicación geográfica de su obra, que se inicia tras instalarse el autor en Granada en 1987, sino también por sus referentes. Tras la aparición de sus poemas en diversas antologías, Bozalongo publicó en 2001 su primer libro, Líquida nostalgia. En 2005, en la editorial granadina Cuadernos del vigía apareció Hasta llegar aquí, un poemario que supuso un punto de inflexión en su poesía. Recientemente ha sido galardonado con el premio Surcos gracias a su último libro, Viaje improbable, que publicará Renacimiento. 

Pregunta. No quiero recordarle el poema de Ángel González, pero ha esperado usted bastante para darse a conocer. ¿A qué se debe?

Respuesta. La prisa no es una buena compañera de viaje, y he esperado el tiempo suficiente para que mi poesía se decantara hacia donde yo creía que tenía que hacerlo, convenciéndome de que era el momento de publicarla, y sintiendo además que las anteriores publicaciones eran bien valoradas por personas en cuyo sentido literario confío. En cuanto al poema de Ángel González, sé a cuál se refiere y, de hecho, he utilizado el sentido irónico de esos versos en un poema reciente, mezclándolo con unas palabras de Gil de Biedma en las que afirma que a él lo que le hubiera gustado de verdad es ser poema, en lugar de poeta. Tal vez a mí me ocurra lo mismo, y de ahí que haya esperado tanto para publicar.


P. ¿Dónde y cuando recibió la llamada de la poesía?

R. Me recuerdo a mí mismo escribiendo desde siempre, imitando la voz de otros poetas, que imagino que es la forma que tienen todos los adolescentes de escribir los primeros versos. También me recuerdo leyendo a todas horas, así que supongo que fue un proceso natural y no la iluminación de un momento concreto.


P. Pertenece usted a una rara estirpe de poetas y literatos, los que de día trabajan en oficinas, bancos y oficios similares.

R. No soy el banquero anarquista de Pessoa ni una especie en vías de extinción: la lista de escritores con actividades aparentemente alejadas del oficio literario es larga: Joan Margarit es arquitecto, José Luis Sampedro economista... Mi trabajo me permite cierto orden, y el trato con el público proporciona una visión amplia de la sociedad y sus problemas y realidades. Ambas actividades pueden conjugarse sin demasiadas dificultades.


P. Su poesía ha sufrido una increíble transformación en muy poco tiempo ¿A qué responde una progresión tan rápida?

R. Conjugar lo que uno quiere decir y cómo decirlo lleva su tiempo, y a partir de la publicación de Hasta llegar aquí, sentí que ambas cosas empezaban a discurrir por el camino apropiado o deseado, sin divergencias importantes entre una y otra; no sé si ello corresponde a lo que en poesía se llama voz, pero puede que se le acerque.


P. ¿Se siente próximo a la llamada poesía de la experiencia?

R. Me considero próximo a una poesía que trasciende lo autobiográfico y hace del sujeto poético alguien reconocible por el lector, al que se dirige con su mismo lenguaje, que huye de la grandilocuencia y de la belleza ensimismada. Me interesa la poesía escrita para ser leída por todo tipo de lectores, y no la poesía dotada de claves misteriosas que sólo son capaces de descifrar otros poetas. Asumo el magisterio de los poetas que me precedieron y la reivindicación de una nueva forma de utilización del lenguaje que se dio a partir de los años 80, sin olvidar a su vez toda una tradición anterior que ellos a su vez reivindicaron.


P. ¿Cómo describiría Viaje improbable?

R. El personaje poético recorre tres tramos de un viaje no tanto real como imaginado: su preparación, su recorrido y su final, como un proceso de búsqueda tras el cual surge un viajero distinto al que partió en busca de ese conocimiento de sí mismo, y que termina afirmando que no somos "ni la sombra de aquellos que partieron".


P. ¿Qué le proporciona el premio Surcos, qué espera de él?

R. Que un jurado compuesto por José Manuel Caballero Bonald, Javier Rioyo y Amalia Bautista, entre otros, elija tu libro entre más de 200 supone una enorme alegría, además de una inyección de confianza en tu propia obra. Caballero Bonald es, además de un gran poeta, un autor acostumbrado a ejercer de jurado en certámenes literarios, siendo conocida su sinceridad a la hora de expresar lo que piensa respecto de las obras leídas. El libro premiado se publica en la editorial Renacimiento, una editorial de prestigio.

| Más
Usted está aquí: Inicio Publicaciones Sin categoría Entrevista en "El País"

valparaiso

Usted está aquí: Inicio Publicaciones Sin categoría Entrevista en "El País"